12/05/2014

WHAT about: El futuro por Lucio Urtubia

‘Entre un anarquista que no hace nada y un cura que no hace nada, no hay mucha diferencia’.

Albañil y militante anarquista nacido en Navarra, huyó a Francia en 1954 después de desertar del servicio militar. Debido a su actividad clandestina en pro de grupos de extrema izquierda internacionales es considerado como una especie de Robin Hood, aunque en palabras de Albert Boadella ‘Lucio es un Quijote que no luchó contra molinos de viento, sino contra gigantes de verdad’. Amigo de André Breton y Albert Camus, a lo largo de su vida ha participado en un gran número de actos contra el sistema capitalista que supusieron que se dictaran en su contra cinco órdenes internacionales de busca y captura, incluida una de la CIA. Destacan la proposición al Che Guevara para falsificar masivamente dólares americanos —finalmente rechazada—, la participación en la preparación del secuestro del nazi Klaus Barbie en Bolivia, la colaboración en la fuga del líder de los Panteras Negras, la intercesión en el secuestro de Javier Rupérez o su colaboración en la fuga de prisión de Albert Boadella, que se encontraba en espera de un juicio por un delito de injurias al ejército. Además simpatizó con los Grupos Autónomos de Combate-Movimiento Ibérico de Liberación y con los posteriores Grupos de Acción Revolucionaria Internacionalista (GARI), manteniendo una especial relación con uno de los miembros más destacados de estos últimos, el francés Jean-Marc Rouillan. Siempre ha defendido el trabajo: ‘Somos albañiles, pintores, electricistas, no necesitamos el Estado para nada’. Actualmente sigue participando en la difusión de las ideas anarquistas y continúa viviendo en París de su trabajo de albañil, en una casa con las puertas abiertas.