01/03/2015

General Electric no es un anciano bondadoso

Hace 150 años una corporación era una entidad relativamente insignificante. Hoy es una presencia viva y generalizada en nuestras vidas que afecta a lo que comemos, lo que vemos e incluso lo que pensamos. Del mismo modo que la Iglesia, la Monarquía o el Partido Comunista en otros tiempos y lugares, es la institución dominante de nuestros días. Pero la Historia acostumbra a terminar derribando a las instituciones dominantes; todas han sido sustituidas o absorbidas por un orden nuevo, y sería una sorpresa mayúscula que la corporación multinacional sea la primera en desafiar a la Historia.

Basado en el libro de Joel Bakan ‘La corporación: la búsqueda patológica del beneficio y el poder’, el documental ‘La corporación’ es una investigación meticulosa y crítica que examina la naturaleza misma de este tipo de sociedades: su funcionamiento interno, su curiosa historia, su controvertido impacto y sus posibles futuros.

El documento empieza revelando que, por ley, las corporaciones tienen todos los derechos y sin embargo casi ninguno de los deberes o responsabilidades de las personas. Más adelante, al estudiar su comportamiento bajo el prisma del DSM —el manual estándar de la evaluación psiquiátrica—, los autores descubren que, si la corporación fuese realmente una persona, sería considerada una psicópata.