18/06/2012

Lejos de las leyes de los hombres

El trabajo de José Carlos Meirelles consiste en documentar la existencia de tribus aisladas en la Amazonia y protegerlas del contacto con los no-indígenas. El avance de la explotación económica en la frontera entre Brasil y Perú, especialmente la maderera y la petrolera, amenaza con destruir esa zona de la selva, provocando el genocidio de las comunidades que viven en ella. De ‘los últimos humanos libres’, como le gusta decir a José Carlos.

El genocidio es un delito tipificado en el derecho internacional. Tanto la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948 como el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional de 1998 recogen una idéntica definición:

Se entenderá por ‘genocidio’ cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal: 1) Matanza de miembros del grupo; 2) Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo; 3) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial; 4) Medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo; 5) Traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo.